13 de agosto de 2017

400 años de la plaza Mayor de Madrid. Y II

En la primera entrada sobre la plaza Mayor de Madrid nos enteramos de cómo nació uno de los lugares más conocidos de la ciudad y de su evolución en los últimos 400 años.

Ahora echaremos un vistazo a lo que ha ocurrido en su interior en este tiempo.

En la Biblioteca Nacional encontramos el número 34 del Semanario Pintoresco Español, publicado el 21 de agosto de 1853.

En sus páginas el cronista de la villa de Madrid Ramón de Mesonero Romanos, además de una breve historia de la plaza, nos ofrece también una relación de algunos hechos destacables de los muchos acaecidos en el lugar.

Y así nos enteramos de que el 15 de mayo de 1620 la plaza acogió parte de las celebraciones de beatificación del que más tarde sería San Isidro Labrador, patrón de Madrid, y, posteriormente, ya en 1622, su santificación junto con las de Ignacio de Loyola, Francisco Javier, Teresa de Jesús y Felipe Neri.

En ambas celebraciones Lope de Vega desempeñó un papel fundamental. En la primera fue secretario de un certamen poético y en la segunda se representaron dos comedias de su autoría.

3 de agosto de 2017

400 años de la plaza Mayor de Madrid. I


De laguna en el extrarradio a centro de actividad comercial y social. Con numerosos cambios, tanto de nombre como de fisonomía. Víctima de incendios devastadores. Testigo de ejecuciones, expectáculos taurinos, representaciones teatrales, conciertos, desfiles y coronaciones. Actual centro de reunión de jóvenes estudiantes en época navideña. De paso obligado para turistas y locales y, por ende, lugar de trabajo de carteristas y descuideros. En sus casi 400 años de existencia (este año se celebran los cuatro siglos del inicio de las obras) la plaza Mayor de Madrid ha sido reflejo de los cambios experimentados por la villa que la acoge.

Pero esta plaza Mayor no es la que conocieron los habitantes de Madrid de hace 400 años e incluso su historia se remonta a casi dos siglos antes.

30 de junio de 2017

Los libros están vivos en Pontevedra

En estos tiempos tan modernos parece que leer un libro de papel se queda un poco desfasado ante tanto sistema electrónico: e-books, tablets, etc.

Pero no es así. La verdad es que tiene su encanto abrir un libro de papel. Y si es antiguo y de aventuras mejor, porque ese olor de las páginas tan característico que te envuelve te permite, casi sin darte cuenta, meterte en la aventura o la historia que su autor nos esta relatando.

Algo así debe ser lo que piensa el profesor de Lengua Castellana  David Castro, que desarrolla su actividad en el Instituto Torrente Ballester de Pontevedra y ha sido el artífice de una idea muy brillante para los tiempos que corren. Ha decidido dar un impulso a la lectura y de paso intentar que unos libros que en la mayoría de las ocasiones se quedan en nuestras estanterías olvidados y, seguramente, muchas veces sin leer, tengan otra oportunidad.

Para ello ha ideado un sencillo sistema de trueque mediante el cual, quien entregue uno o más libros, recibe un vale por cada uno para canjear por otros que hayan sido también depositados en este fondo.

El pasado 21 de junio se expusieron al público los ejemplares obtenidos en los días previos en un mercadillo organizado en el patio del propio Instituto Torrente Ballester.

2 de junio de 2017

Día del Orgullo Friki

La lengua es algo vivo. En parte influye en sus hablantes y en parte es influida por ellos. Y lo que comienza siendo un vulgarismo o un término extranjero mal pronunciado termina formando parte del diccionario oficial.

Y un ejemplo de ello es la palabra que nos ocupa hoy.

Lo que definía en un principio a personajes pintorescos, por no decir ridículos, acabó por designar a entusiastas de ámbitos generalmente relacionados con la cultura popular, que no por popular deja de ser cultura.

Y uno de estos ámbitos es esa mezcla de fantasía y tecnología, ya sea en forma de cómic, película, libro, serie de televisión, etc. que cada vez cuenta con más adeptos y ha dejado de ser mirada con desprecio para ganarse el respeto de las mentes más abiertas, aunque todavía se oye mucho eso de "con los años que tienes...".

19 de abril de 2017

Priscilla pasó por Vigo.


Su sorprendente éxito de taquilla en medio mundo no ha sido casualidad, así que, ya que nos traían la fiesta casi a la puerta de casa, el pasado 25 de marzo nos fuimos al teatro.

Priscilla, reina del desierto reúne sobre el escenario a 40 artistas que realizan unas impresionantes coreografías llenas de color gracias a un vestuario compuesto por más de 500 trajes, 200 pelucas, tocados y sombreros y 150 pares de zapatos, material que se utiliza a lo largo de las 23 escenas del espectáculo.

Además cuenta con algo fuera de lo normal en un escenario, un autobús. Sí, un autobús algo desvencijado, que es el que da nombre al musical.

En lo referente a la música nos ofrece míticos temas de los años 70 del siglo pasado como I will survive,  It's raining men, Don´t leave me this way o Go west, que, desde que comienzan a sonar, tienen a todo el público moviéndose sin parar en su butaca y cantando todas esas canciones que hacen de hilo conductor.

Aunque en los años 90 fue tachada de frívola, con el tiempo resultó ser una de las mejores comedias dramáticas de su época, llegando su versión cinematográfica a conseguir el Oscar al mejor vestuario en 1995, además de  nominaciones y premios en los Globos de Oro, premios Bafta, o Festival de Cannes entre otros. 

En fin, una magnífica road movie divertida e intensa en la que tres drag queen son contratadas para actuar durante cuatro semanas en un hotel de Alice Springs, en medio del desierto rojo de Australia.

Les espera un viaje lleno de aventuras montados en su gran autobús, con el que cruzarán los vastos desiertos australianos a la búsqueda de respuestas interiores. Una odisea hermosa y conmovedora a partes iguales.

Eso sí, aunque se trata de un espectáculo alegre y colorido, no es recomendable para todos los públicos.







22 de febrero de 2017

Michael's Legacy en Pontevedra



Tras una exitosa gira por toda España, por fin el pasado 21 de enero pudimos disfrutar en Pontevedra del espectáculo homenaje a Michael Jackson  Michael´s Legacy, presentado por la compañía Jackson Dance Company.

El show, apto para todos los públicos, viene avalado por el Club de Fans de Michael Jackson en España como el mejor tributo al gran Rey del Pop en la actualidad.

31 de enero de 2017

Restauración de Rocktiembre 1978.



Los jóvenes y los que no seáis aficionados al rock español posiblemente no conozcáis un festival que tuvo lugar en 1978 y en el que participaron algunos de los grupos de rock españoles que, con el tiempo, han pasado a formar parte de nuestra historia de la música como Leño, Topo, Coz o el mismísimo Teddy Bautista, tristemente famoso por sus problemas como presidente de la SGAE, pero un gran músico y líder de los míticos Canarios.

El festival, lleno de contratiempos de todo tipo y de la violencia habitual en aquella época en este tipo de eventos entre policía y público, fue inmortalizado en la película Nos va la marcha por los realizadores Rai García, Manu Berástegui y Manuel Gómez Pereira.

El concierto fue publicado además en forma de doble vinilo, pero hoy es imposible conseguir tanto la película como el LP, salvo de segunda mano o por medios torrenteros.

Sí podemos ver la película en Youtube, aunque con muy mala calidad y con la pega de que es la edición en vídeo, en la que faltan la actuación de Cucharada y alguna entrevista más, lo cual es una pena, porque Nos va la marcha no es solo una anécdota de hace cuarenta años. Por un lado es el trabajo de tres realizadores de cine que tuvieron las narices de registrar uno de los primeros festivales de rock en una época en que esta música en España era pecado y fuente de conflictos y los medios técnicos debían estar a la altura del Cinexín. Por otro, es una de las pocas filmaciones de leyendas de la música española que por aquel entonces eran unos chavales que estaban casi empezando. Y además tocando en directo,  no haciendo el playback típico de la televisión.

Como añadido, aunque breves, aparte del concierto encontramos entrevistas e imágenes del exterior de la plaza de toros de Vista Alegre, en Madrid, lugar del concierto. Es decir, es también un testimonio de lo que suponía  asistir a un festival de rock a finales de los 70 del siglo pasado, donde las broncas y las salvajadas estaban a la orden del día entre una juventud de repente libre, pero sin saber canalizar esa libertad, y una policía que no iba a dejar que las cosas se salieran de quicio.

Salvando las distancias lo podemos ver como nuestro Woodstock particular.

Y la buena noticia es que sus realizadores se han puesto manos a la obra para restaurar la película y publicarla en DVD (una pena que no pueda ser Blu-ray).

Para ello han abierto un proyecto en Verkami con la intención de conseguir fondos. Quienes tengais curiosidad o estéis interesados en participar sólo tenéis que acceder a la página del proyecto para enteraros de todos los detalles.

Por si no sabéis cómo va el sistema de micromecenazgo (crowdfounding), las aportaciones que hagáis solo se cobran si el proyecto alcanza el objetivo. En caso contrario vuestro dinero no se separa de vuestro bolsillo. Y, si todo sale adelante, a cambio de las aportaciones se recibe un detalle por parte de los responsables. Todo ello lo tenéis muy bien explicado en la propia página de Verkami.

Por mi parte les deseo mucha suerte y espero poder sentarme delante de la tele a disfrutar por fin de este documento histórico con buena calidad.